6 Tips para mejorar la salud en nuestros hijos

     

Es muy importante inculcar en nuestros hijos, y desde muy pequeños, buenos hábitos de higiene y salud, y así ayudarlos a gozar de una vida sana y sin tantas complicaciones.  Como ya lo hemos mencionado en anteriores artículos, la prevención en clave para proteger a toda la familia, y sobre todo a nuestros hijos.

Si empezamos pronto enseñando ciertas pautas a nuestros hijos, y nos aseguramos de repetirlas todos los días con ellos, poco a poco se convertirán en parte de su rutina y los acompañarán durante toda la vida. ¡No hay mejor legado que buenos hábitos de higiene y salud!

Vamos con los hábitos:

1. Lavarse las manos periódicamente

Es muy importante acostumbrar a nuestros hijos a lavarse las manos frecuentemente, sobre todo antes de comer, después de haber estado en la calle, o después de haber realizado actividades específicas como haber sacado la basura o paseado al perro. Las manos recogen las bacterias o patógenos y después, a través del contacto con la nariz, boca u ojos, los pueden introducir a nuestro cuerpo y generar enfermedades sobre todo respiratorias o gastrointestinales.

La forma correcta de lavarse las manos es siempre con jabón, restregando bien toda la mano, sobre todo debajo de las uñas y entre los dedos. Por lo menos utilizar 10 segundos para esta tarea. Recuerden, lavarse las manos nos puede evitar gran cantidad de enfermedades, por lo que dedicarle 10 segundos por vez es claramente una muy buena inversión en salud.

2. Cepillarse los dientes por lo menos después de cada comida

Desde que le salen sus primeras piezas dentales, es muy importante enseñarles a nuestros hijos la importancia de tener una boca sana, y es ahí donde el cepillado toma un rol protagónico. La limpieza de la boca no es solo por temas estéticos, sino sobre todo por que la boca puede ser la puerta de entrada para muchas enfermedades.

Para hacer de este habito un momento agradable, es importante contar con un buen cepillo de dientes, uno del tamaño adecuado y con las cerdas correctas para asegurar no generar ningún malestar en la boca de nuestros hijos. La pasta de dientes también debe de ser adecuada, si es posible que la escoja el niño para aseguraros de que tenga un buen sabor. Finalmente, es importante enseñar la correcta técnica de cepillado, con movimientos cortos y firmes de arriba abajo para las paredes de los dientes. No olvidar el hilo dental y el enjuague bucal, complementos necesarios para asegurar limpiar la boca por completo.

3. Tomar agua (aunque no tengamos sed)

Hay que enseñarles a nuestros hijos que no deben de esperar sentir sed para tomar agua. Hay que generarles el hábito de tomar agua cada 3 horas máximo. Muchas veces confundimos la sed con hambre y eso puede llevar, sobre todo a los mas pequeños, a comer en lugar de hidratarse.

Siempre preferir el agua a cualquier otra alternativa. Ni hablar de los jugos en caja o bebidas gaseosas. Esas falsas alternativas contienen cantidades enormes de azúcar y pueden generarles otro tipo de problemas más adelante. No sólo sobrepeso, sino también diabetes. Recordar siempre que una lata de refresco puede contener hasta 10 cucharadas de azúcar.

4. Hacer deporte de manera regular

El deporte es muy importante para el correcto desarrollo de los niños. Los especialistas señalan que un niño de entre 3 y 5 años debería de tener por lo menos 60 minutos de deporte al día. Cuando hablamos de deporte nos referimos a actividades físicas que lo hagan sudar y que podrían ser jugar a la chapada, policías y ladrones o mata gente.

La actividad física ayuda a mantener el peso del niño bajo control y quemar calorías, además de ayudarlo a desarrollar su motricidad gruesa y la coordinación de todo su cuerpo.

5. Priorizar comer frutas y verduras

Los especialistas indican que un niño debe de tener 5 raciones de frutas y verduras al día. Además, debemos de tener por lo menos 4 colores en nuestra ingesta diaria. Manzana, naranja, kiwi y plátano funcionarían bien en la parte de frutas. Lechuga, tomate, cebolla y choclo harían lo propio en la parte de verduras.

Las frutas y verduras no solo aportan vitaminas y minerales a nuestra dieta diaria, sino también la tan apreciada fibra, que nos ayuda a regular el tracto intestinal y asegurar así un sistema digestivo sano y regular.

6. Dormir bien y las horas requeridas

Dependiendo de la edad del niño se va a requerir un número de horas determinado que debe de ser siempre respetado. El sueño es importante para regular actividades fisiológicas del cuerpo, además de descansar y reparar.

Es importante que nosotros como padres hagamos un habito de la hora de ir a la cama. Leer cuentos, ver un programa de tv juntos o rezar pueden ser parte de esas actividades de final de día que van preparando a nuestros pequeños a dormir.

Ya saben, generemos desde muy temprano hábitos saludables en nuestros hijos y ayudémoslos a empezar su vida con rutinas sanas que los ayuden a crecer y convertirse en gente de bien.

Se el primero en dejar un comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*