Infecciones a la piel más comunes

     

La piel nos ayuda a protegernos de gérmenes del exterior, pero ella también puede ser atacada por estos agentes. ¿Cuáles son las principales causas de las infecciones dermatológicas? Aquí te lo explicamos.

La piel es el órgano más largo del cuerpo, pero también el más expuesto a los constantes peligros del exterior: contaminación, radiación ultravioleta e infecciones a través de microorganismos. Entre estos últimos se encuentran los gérmenes transmitidos por las bacterias, hongos, virus y parásitos. Los efectos de estas infecciones se pueden evidenciar en cualquier parte del cuerpo, y los niños son los más propensos a sufrirlos. A continuación, una lista con las infecciones dermatológicas más comunes.

Bacterianas

Existe un gran número de infecciones bacterianas que pueden atacar la piel, pero las más comunes son impétigo, foliculitis, forúnculos, ántrax, abscesos cutáneos, celulitis y erisipela. La mayoría de estas son causadas por la bacteria del estafilococo aureus. Estas pueden parecerse a las espinillas o forúnculos, además de tener un color rojo con inflamación y dolor, y cuando evolucionan pueden convertirse en una costra.

“Cualquiera puede tener una infección en la piel por estafilococo. Usted tiene más probabilidades de tener una infección si tiene una cortadura o un raspón, o si está en contacto con una persona o una superficie que tenga la bacteria”, señala el portal Medline Plus, de la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos.

Virales

Los virus que infectan la piel pueden manifestarse en diferentes patologías dependiendo de la edad, el género y el estado inmunológico del receptor. Un gran número de ellos puede permanecer en células infectadas durante años y poseen la capacidad de reactivarse para aparecer en enfermedades cutáneas.

Entre los más conocidos se encuentran el virus de papiloma humano (VPH), el herpes y el poxvirus. El principal medio de infección es el contacto directo. Por ejemplo, el herpes puede aparecer en forma de llagas alrededor de la zona por la que el virus ingresó al cuerpo.  Por su lado, las verrugas son la manifestación más frecuente en casos de infección por VPH, y su transmisibilidad es muy rápida y fácil.

Hongos

Las infecciones fúngicas, o de hongos, son causadas por organismos que viven en los tejidos muertos del pelo, las uñas o las capas externas de la piel. Estos aparecen debido a la humedad retenida en la ropa, los zapatos de materiales sintéticos y el contacto con diversas superficies que eliminan el manto ácido y la grasa de la piel.

Entre las infecciones más populares están el pie de atleta y la tiña. “El pie de atleta provoca un resquebrajamiento y dolor ubicado entre los dedos de los pies. También picazón, piel en carne viva, descoloramiento y debilitamiento de las uñas”, señala el portal de prevención y educación en salud CuidatePlus. “La tiña afecta al pelo, la piel y las uñas. En la piel suele empezar como una pequeña área de color rojo. Conforme va creciendo, se va extendiendo en forma de círculo o de anillo”, describe KidsHealth.

Parasitaria

Los parásitos son usualmente diminutos insectos o gusanos que socavan la piel, viven en ella y colocan huevos. Algunos de ellos habitan allí durante parte de su ciclo vital, mientras que otros lo hacen durante toda su existencia. Así, las infecciones de piojos, sarna y erupciones serpiginosas conforman este grupo.

Los piojos pueden aparecer tanto en la cabeza como en la piel, donde chupan la sangre del organismo. Además de producir una enorme picazón, pueden transmitir enfermedades como el tifus, la fiebre de las trincheras y la fiebre recurrente. “La erupción serpiginosa provoca picazón grave, ampollas y una erupción rojiza que va creciendo. Puede crecer entre uno y dos centímetros al día. Esta infección suele aparecer en zonas del cuerpo que estuvieron expuestas a suelo contaminado”, señala la biblioteca de salud del portal CareFirst.

En muchos casos, una correcta higiene y limpieza bastan para evitar el contagio de estas infecciones. Sin embargo, cuando los síntomas han crecido y la aparición de heridas, sarpullido y verrugas no cesa, es necesario acudir a un médico especialista para seguir un tratamiento personalizado. Aquí, en Recomedik, te ayudamos a ponerte en contacto con un profesional de la salud para que solucione el problema.

Fuentes utilizadas:

  • Medline Plus
    https://medlineplus.gov/spanish/skininfections.html
  • Manual MSD
    https://www.msdmanuals.com/es-pe/hogar/trastornos-de-la-piel/infecciones-bacterianas-de-la-piel/introducci%C3%B3n-a-las-infecciones-bacterianas-de-la-piel
  • KidsHealth
    https://kidshealth.org/es/teens/staph-esp.html
  • Fundación Piel Sana
    https://fundacionpielsana.es/wikiderma/infecciones-bacterianas-de-la-piel
  • CuidatePlus
    https://cuidateplus.marca.com/enfermedades/enfermedades-del-pie/hongos.html
  • CareFirst
    http://carefirst.staywellsolutionsonline.com/Spanish/DiseasesConditions/Adult/Dermatology/85,P03422
  • MedWave
    https://www.medwave.cl/link.cgi/Medwave/PuestaDia/APS/1899

Se el primero en dejar un comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*